Este lienzo de Alex Osterwalder revolucionó la forma de hacer planes de negocios hace una década. Hoy, bajo la nueva normalidad, aprovecha sus nueve elementos para renovar tu Canvas.

Por Arianna Jiménez

La primera regla de un plan de negocios es mantenerlo vivo. Esto significa que no debes olvidarlo en la memoria de tu computadora, sino abrirlo cada determinado tiempo para analizarlo y ajustarlo según el contexto actual. Para facilitar esta tarea, en 2010 Alex Osterwalder presentó el modelo Canvas en su libro Business Model Generation. Hoy, bajo la nueva normalidad, llegó el momento de renovar tu Canvas.

Por su parte, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en su informe especial Sectores y empresas frente al COVID-19: emergencia y reactivación, señala que, a causa de la pandemia, podrían cerrar más de 2.7 millones de empresas formales en la región. Tan solo en nuestro país, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó la baja de 10 mil unidades de negocios entre marzo y mayo de 2020.

Sin embargo, la nueva normalidad y los grandes retos que plantea también representan una oportunidad para renovar tu Canvas. De esta manera, podrás replantear tus procesos con visión a futuro y hacer todas las modificaciones que sean necesarias.

¿Cómo renovar tu Canvas?

El modelo Canvas es un lienzo que simplifica la planeación y operación de tu empresa. Conoce cada uno de los nueve elementos que lo integran y úsalos para construir o renovar tu modelo de negocio.

1. Segmento de clientes. Te ayuda a definir a qué tipo de clientes se dirige tu empresa, dónde están, qué edad tienen y cuáles son sus hábitos de compra.

Tip. Dale un nombre y personalidad a tu cliente. Así será más sencillo identificar si está en redes sociales, compra en línea o usa plataformas de pago.

2. Propuesta de valor. No se trata de describir las características de tu producto o servicio, sino de identificar por qué tus clientes preferirían a tu marca y qué valor agregado les ofreces.

Tip. Algunos aspectos que los clientes valoran son: accesibilidad, personalización, inmediatez, diseño o variedad de formas de pago.

3. Canales. En este apartado del Canvas tienes que definir: ¿cómo llegarás a tus clientes? En tu respuesta, toma en cuenta canales de comunicación, distribución y venta.

Tip. Recuerda que la tendencia digital va en ascenso. Por lo que, si tu cliente utiliza internet, debes integrar canales en línea para dar a conocer y vender tu producto o servicio.

4. Relación con clientes. El objetivo es transmitir tu filosofía y generar confianza entre tus segmentos de clientes, incluso, sin tener contacto o comunicación física con ellos.

Tip. Los foros para crear comunidad, servicios automatizados o una herramienta de preguntas frecuentes pueden facilitar esta relación.

5. Fuentes de ingreso. Tan simple como saber de dónde obtendrás ingresos. Venta de producto, tarifa de uso (como Netflix) y publicidad (banners en tu sitio) son algunas fuentes.

Tip. Integra varias fuentes de ingreso a fin de no depender únicamente de la comerciliazación de tu producto o servicio.

6. Recursos clave. ¿Qué necesitas para que tu negocio opere de manera eficiente? La respuesta está en los recursos clave, es decir, tus activos más productivos.

Tip. Divide este segmento del Canvas por tipo de activos: físico (instalaciones o vehículos), intelectual (marca, bases de datos), humano (personas clave) y financiero (capital o líneas de crédito).

7. Actividades clave. En este apartado del Canvas describe cuáles son los pasos del proceso operativo de tu negocio y cómo se conectan entre sí.

Tip. Categoriza por etapas, como producción (diseño, fabricación y entrega), resolución de problemas (servicio al cliente) y plataforma (mantenimiento o soporte).

8. Socios clave. Identifica quiénes son los proveedores, aliados y personas clave para lograr el funcionamiento óptimo de tu negocio.

Tip. Los aliados son otros participantes del mercado complementarios a tu empresa, como las plataformas de pago.

9. Estructura de costos. El último elemento del Canvas se refiere a los costos que debes contemplar para operar tu negocio, ahora bajo la nueva normalidad.

Tip. Distribúyelos en cuatro categorías: costos fijos, costos variables, de escala (se reducen con el aumento de volumen producido) y de alcance (disminuyen con el incremento de ventas).

Estos nueve elementos del modelo Canvas se integran en los cuatro ejes de tu empresa:

  • Oferta: Propuesta de valor.
  • Mercado: Segmento de clientes, Canales, Relación con clientes.
  • Infraestructura: Recursos clave, Actividades clave, Socios clave.
  • Finanzas: Fuentes de ingreso, Estructura de costos.

Renovar tu modelo de negocio permitirá afrontar las necesidades de tus clientes para entregarles una oferta acorde con la nueva normalidad y con visión a futuro. Sigue el lienzo Canvas para aumentar la productividad y tener mejores estrategias de operación y mercadotecnia. ¿Ya conocías este modelo?, ¿qué acciones implementarás en tu empresa bajo la nueva normalidad?