Registra la marca de tu Pyme y conoce algunos de los beneficios que adquieres por hacerlo. Para empezar, posicionamiento en el mercado y una mejor conexión con tus consumidores.

Por staff

Registrar la marca de tu Pyme puede ser la gran diferencia entre hacer crecer tu negocio o quedarte estancado en tu zona de confort, perdiendo la oportunidad de tener más ventajas y beneficios para tu empresa.

El problema es que la mayoría de los dueños de las pequeñas y medianas empresas (Pymes) piensa que el registro de la marca es exclusivo de las grandes compañías. Pero en realidad viven en el error, y esto no es más que desinformación o falta de interés.


¿Qué es una marca? De acuerdo con la Ley de la Propiedad Industrial, los signos distintivos son:

  • Marca
  • Aviso comercial
  • Nombre comercial
  • Denominación de origen
  • Indicación geográfica

Por su parte, la Asociación Americana de Marketing, señala que la marca es un nombre, término, señal, símbolo, diseño o una combinación de alguno de ellos que identifica productos y servicios de una empresa y los diferencia de los competidores.

¿Por qué registrar la marca de tu Pyme?

Como dueño de una Pyme, toma en cuenta que siempre es importante registrar tu marca. Solo así podrás construir un signo distintivo que te ayudará a crear una relación emocional con tus clientes. Además, en medio de un mercado altamente competido, los productos se parecen cada vez más entre sí. Por lo tanto, es más difícil para los consumidores distinguir sus atributos.

El registro de marcas está respaldado a nivel internacional por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) y esta, a su vez, tiene tratados y acuerdos internacionales. Cada país debe contar con un organismo o instituto para regular el registro y uso, según la clasificación de actividades para productos y servicios. En el caso de nuestro país, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) se encarga de ello.

El registro de tu marca, paso a paso

Si bien registrar la marca de tu Pymes es un proceso sencillo y práctico, busca asesoría de un experto en propiedad industrial. Juntos podrán realizar cada uno de los siguientes pasos:

1. Presenta una solicitud de registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). Puedes hacerlo en línea: gob.mx/impi.


2. Analiza qué tipo de marca requieres:

  • Innominada: un logo o diseño.
  • Nominativa: nombre o palabra.
  • Tridimensional: se refiere al tipo de empaque.
  • Mixta: es la combinación de los tres.

3. Define cuál es el giro de tu negocio, pues para el Registro de Marcas hay 45 clases o categorías en donde están clasificados los productos y servicios.

4. Busca si hay marcas similares o idénticas previamente registradas tanto en nombre, imagen o búsqueda fonética.

5. Ahora sí, estás listo para iniciar el trámite de registro ante la Dirección Divisional de Marcas del IMPI.

El tiempo aproximado de respuesta del trámite es de cuatro a seis meses. Una vez que tienes el título de tu marca, la vigencia es de 10 años. Sin embargo, la puedes renovar por una década más, a fin de conservar los derechos de la marca.

Beneficios de registrar tu marca
Además de distinguir la imagen de tu negocio de la competencia, registrar la marca de tu Pyme genera algunos beneficios importantes que debes conocer. Por ejemplo:

  • Te da una ventaja competitiva en la actividad económica y mayor volumen de negocio.
  • Protege a tu Pyme de que la copien o la usen de manera ilegal, porque tú eres el titular de la marca.
  • Tienes una base sólida para capitalizar el valor financiero que va adquiriendo la marca con el tiempo. Esto a través de las estrategias que utilices para su posicionamiento.
  • Obtienes derechos de propiedad industrial.

Registrar la marca de tu Pyme es un buen comienzo. Pero también contempla proteger patentes y diseños industriales. Una vez más, la asesoría de un especialista será fundamental para completar los procesos con éxito. Si ya tienes todo esto en orden, comparte tu experiencia en los comentarios o algunas recomendaciones.