El sueño de muchos conductores y la escena típica de las películas de futurismo: autos voladores. Pero finalmente, ¿ya estarán a la venta? Aquí encontrarás la respuesta.

Por Leo Peralta

Seas fan o no, seguramente has visto la secuencia de la película Volver al Futuro, donde el Doc, a bordo de su auto Delorean, emprende el vuelo para iniciar su aventura de viaje por el tiempo. O la escena de Blade Runner, en la que el detective Gaff traslada en un auto volador al protagonista hasta la sede de la polícia en Los Ángeles. Eso fue hace más de 35 años años. Y hoy seguramente te preguntas: los autos voladores, próximamente ¿ya estarán a la venta?

Estas películas muestran la experiencia de pilotar un auto volador como algo parecido a conducir un vehículo convencional. Pero siendo ciencia ficción, los productores también agregan algunas pantallas y controles (sospechosamente parecidos a los de un avión), así como maniobras un poco distintas para operar el auto volador. 

¿Será así estar al mando de un vehículo que puede volar?, ¿o qué nuevas habilidades necesitas para manejar en el aire? Volviendo a la realidad y analizando el desarrollo de la tecnología y las regulaciones en vigor, ya podemos visualizar algunas características de la experiencia del auto volador en el futuro.

El auto volador estará muy regulado

Quizá el mejor ejemplo de la regulación que podría aplicarse a un auto volador está en las aeronaves pilotadas a distancia, mejor conocidas como drones. Desde 2017, el uso de estos vehículos está regulado por la Circular Obligatoria CO AV-23/10 de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), publicada en 2017.

Este documento indica que los drones y, especialmente, los más pesados (de más de 25 kilogramos) están sujetos a regulaciones no muy distintas a las de los aviones. Desde certificaciones de entrenamiento para sus pilotos y limitaciones a su uso en situaciones riesgosas, hasta contar con diversas autorizaciones y registros.

Así, los autos voladores muy probablemente estarán sujetos a regulaciones similares. Por lo que, no cualquiera podrá volarlos ni bajo cualquier condición.

El auto volador será automatizado

Una de las revoluciones silenciosas en el mundo de la aviación comercial ha sido la introducción de sistemas de automatización para diversas maniobras de vuelo. De hecho, algunos aviones de pasajeros cuentan ya con la capacidad para hacer de manera automática maniobras de aterrizaje. Incluso, grandes armadoras de aviones, como Airbus, ya consideran lanzar al mercado aviones totalmente autónomos.

Ante un escenario donde miles de automóviles estarán en el aire compartiendo espacios limitados en zonas urbanas, las armadoras probablemente opten por sistemas de pilotaje automático. Y existen dos razones para ello: disminuir la posibilidad de accidentes catastróficos (¿te imaginas una carambola de autos voladores?) y evitar el uso malicioso de estos vehículos como armas voladoras. ¿Ciencia ficción? No, más bien el futuro que nos espera.

Experiencia similar a un Uber

Te tenemos noticias: es muy probable que los autos voladores sigan un modelo parecido al servicio que ofrece Uber o DiDi. Es decir, indicas la ruta desde antes de abordar la unidad –vía una aplicación– y el conductor –o en el caso del auto volador, un piloto autónomo– se limita a llevarte al destino señalado.

Además, quizá los autos voladores tendrán sistemas de infoentretenimiento completos: conexión wifi, pantallas para disfrutar de contenido audiovisual, sonido profesional. Y por supuesto, cómodos asientos por si simplemente quieres tomar una siesta durante el recorrido a varios de metros de altitud mientras el vehículo se traslada de un punto hacia otro.

Si bien los autos voladores siguen siendo materia de experimentos y de pruebas, lo cierto es que en pocos años finalmente ya estarán a la venta, convirtiéndose en una forma de transporte más. ¿Comprarías un auto volador?, ¿qué cosas podrías mejorar de tu vida al utilizarlo? Comparte tu opinión en los comentarios.