Una buena alternativa para mantenerte en forma sin salir de casa es el ciclismo virtual. Solo conecta tu bicicleta a una plataforma en línea y comienza a pedalear para vivir esta nueva experiencia.

Por Oso Oseguera

El ciclismo es una de las prácticas deportivas más versátiles: dar un paseo tranquilo, hacer descenso, recorrer un circuito en familia o competir a gran velocidad en una pista. Y lo mejor es que todas estas experiencias también las puedes vivir sin salir de casa gracias al ciclismo virtual, solo necesitas una bicicleta y estar conectado a una plataforma en línea.

Pero antes de comenzar a pedalear, considera algunas ventajas importantes que te ofrece el ciclismo virtual:

  • Seguridad: no corres el riesgo de chocar o de ser atropellado.
  • Conveniencia: obtienes todo el entrenamiento y con una baja posibilidad de lesiones.
  • Comodidad: no es necesario trasladar la bicicleta en tu automóvil y el equipo se reduce a la mitad. Es tan simple como subirse a la bici.
  • Versatilidad: puedes realizar cualquier tipo de entrenamiento que desees, desde uno de recuperación en plano, hasta intervalos precisos para simular un esfuerzo total en tu montaña favorita.

Súbete a tu bici virtual

El ciclismo virtual generalmente usa una bicicleta real que está montada en un entrenador estático. Este dispositivo que sostiene la rueda trasera está conectado a una de varias plataformas de ciclismo virtual. Por ejemplo, Zwift, popular por su flexibilidad y comunidad. Además, tiene funciones de ‘juego’, te permite montar y competir con ciclistas de todo el mundo o simplemente agachar la cabeza y hacer entrenamientos por intervalos.

Contempla que el ciclismo virtual requiere de algunos elementos indispensables para pedalear a tope:

Plataforma en línea: son comunidades en internet que ayudan a establecer rutinas puntuales para entrenar tanto en el camino como en modo ciclismo virtual. Dado que es un software, mide varios datos (ritmo cardiaco, velocidad, cadencia, potencia, distancia) y el rendimiento alcanzado. Asimismo, permite compartir el entrenamiento vía redes sociales y competir de manera virtual.

Algunas plataformas tienen la función para crear competencias contra ciclistas de todo el mundo. Entre las más populares está la ya mencionada Zwift, así como Strava, TrainerRoad, The Sufferest, TrainingPeaks, Tacx. La mayoría ofrece datos básicos en modo gratis o bien, pagando una anualidad, puedes obtener más datos de medición.

Dispositivos medidores: el corazón de cualquier sistema de ciclismo virtual es el entrenador. El Tacx Neo 2T, de Garmin, utiliza imanes para crear resistencia y sensación de conducción. Esto proporciona una sensación realista. Reacciona inmediatamente a los cambios del terreno virtual al simular las fuerzas que experimentas cuando ruedas por diferentes superficies.

Con el viento en contra: el ciclismo virtual con flujo de aire tiene su complejidad. Este dispositivo es independiente de la plataforma; por lo que funciona igual de bien con cualquier tipo de entrenador.

Ropa adecuada: si bien el ciclismo virtual puede simular una experiencia real, las necesidades de ropa son más simples. La camiseta de Rapha Indoor Training para ciclismo virtual es más holgada que una de ciclismo tradicional y permite que el aire fluya entre la tela y la piel. Los shorts Core Cargo tienen bolsillos para guardar tu celular o algunos geles.

Si aún no eres aficionado al ciclismo, esta puede ser una buena oportunidad para practicarlo en línea y sin salir de casa. O si ya eres un ciclista experimentado, comparte algunos consejos para sumar a nuevos fans al ciclismo virtual.