Súbete a la plataforma de videos con más audiencia en México. Aquí te decimos cómo aprovecharla para posicionar tu marca e impactar a tu público objetivo.

Por Andrea Norzagaray

Muchas empresas consideran que con el branded digital content en Facebook y Twitter es suficiente. Sin embargo, no pases por alto el potencial que YouTube puede tener para posicionar tu marca. A 15 años de su fundación, según la propia plataforma, tiene más de 2,000 millones de usuarios, está disponible en 100 países –incluido México– y en más de 80 idiomas. En resumen, es la segunda red social más popular del mundo, solo detrás de Facebook.

Además, de acuerdo con datos de Ipsos citados por Google y publicados en El Economista, 92% de los adultos que se conectan a internet en México acceden a YouTube. “Esto significa que supera en audiencia de video a la televisión de paga, a cualquier canal de televisión abierta, a las plataformas de video en streaming y a todas las redes sociales más populares, como Facebook, Twitter e Instagram”, precisa el artículo de El Economista.

Toma en cuenta que la audiencia principal de YouTube oscila entre los 18 y 34 años de edad. Por lo que se trata de un público de prosumers, es decir, nuevos consumidores que se caracterizan por ser activos y participar en la producción de valor de una marca; la mayoría son muy críticos y demandantes.

Así que tendrás que elaborar un plan antes de comenzar a producir los videos de tu empresa y compartirlos en esta plataforma.

Cómo hacer que un video en Youtube tenga muchas visitas

Seguramente te preguntas: ¿cómo promocionar un video en YouTube? No se trata solo de subir contenido sobre los productos o servicios que ofrece tu empresa. La creatividad tiene que ir más allá. Por eso, aquí te damos algunas recomendaciones prácticas para producir videos que te ayuden a posicionar tu marca e impactar a tu público objetivo. 

1. Crea una cuenta comercial de YouTube. Esto es importante por varias razones. Para empezar, la plataforma reconoce que eres una marca y el alcance no se limita a los contactos de cuenta personal. En cambio, una cuenta comercial ofrece la posibilidad de inicios de sesión simultáneos. También puedes abrir y administrar más canales de YouTube, así como tener acceso a los analytics de tu canal y, por lo tanto, a información clave para tomar decisiones.

2. Conoce a tu público meta. Sí, todo el mundo dice esto, pero en realidad – cuando se trata de un canal comercial de YouTube – se recomienda revisar las estadísticas de la plataforma. Así, el contenido de tus videos será una flecha directa al corazón de tus clientes. Por ejemplo, la mayoría del tráfico se genera vía dispositivos móviles y una parte representativa de los usuarios está integrada por millennials y Generación Z. Por lo que videos cortos que logren captar la atención de forma inmediata siempre serán la mejor opción.

3. Optimiza tus videos. Google es la compañía propietaria de YouTube, por lo cual –al igual que un blog– ofrece herramientas SEO para posicionar tu contenido, ya que la plataforma clasifica tus videos por título, palabras clave, descripciones, etcétera. Recuerda que el algoritmo de YouTube determina el 70% de lo que la gente consume, de acuerdo con Hootsuite.

4. No grabes tomas en vertical. Esta es una mala estrategia, pues no te permite aprovechar el cuadro horizontal que ofrece la pantalla completa de los diferentes dispositivos, desde computadores de escritorio hasta tabletas y teléfonos inteligentes. El encuadre vertical resulta una opción para ciertos formatos, como las stories de Instagram. Además, debes invertir en un buen equipo de producción (cámara, trípode, iluminación, un espacio específico para grabar y software de edición).

5. Produce calidad sobre cantidad. Tus videos deben ser profesionales y para lograrlo tienes que cuidar todos los detalles: crear una miniatura destacada, utilizar tarjetas, pantallas finales, bumpers publicitarios y marcas de agua. Por supuesto, invita a la gente a que se suscriba a tu canal, que comparta y dé ‘me gusta’ (like) a tus videos.

Un consejo más: no olvides que la originalidad y la creatividad son esenciales al momento de crear tus videos. Toma como punto de inspiración la personalidad de tu marca y, muy importante, los gustos y preferencias de tu público meta (target).

Si ya tienes presencia en YouTube, comparte tu experiencia en la sección de comentarios para decirnos cuáles han sido las producciones que mejor respuesta han tenido hasta ahora y por qué.