Hoy, es famoso como campeón mundial de boxeo. Pero aquí te decimos cómo a sus 30 años de edad busca iniciar una carrera igual de exitosa en los negocios.

Por Germán Sánchez

Saúl Canelo Álvarez porta una playera con la leyenda ‘Guadalajara’ –la ciudad que lo vio nacer el 18 de julio de 1990–, pantalón claro y tenis. Esa vestimenta eligió para compartir con el periodista Graham Bensinger sus planes de convertirse en empresario dentro del sector energético. El proyecto consiste en abrir hasta 100 gasolineras en México.

Así, el campeón del Consejo Mundial de Boxeo y la Asociación Mundial de Boxeo en peso supermediano vislumbra, a sus apenas 30 años de edad, un retiro como dueño de negocios.

Cabe señalar que es el único mexicano que aparece en el ranking de Forbes Highets-Paid Athletes in the World, con ganancias en 2020 por 37 millones de dólares (MDD). Sin embargo, el ‘Canelo’ quiere ganar un título más: el de empresario.

Ganar, la constante en la historia del ‘Canelo’

Desde pequeño, Saúl Álvarez tuvo el deseo de pelear en un cuadrilátero igual que su hermano mayor, Rigoberto ‘Español’ Álvarez, quien lo llevó a entrenar siendo apenas un niño.

Fue en octubre de 2005 que el ‘Canelo’ debutó en una pelea, pactada a cuatro rounds en peso súper ligero, contra Abraham González. Esa noche consiguió su primera de 52 victorias con un nocaut.

A partir de ese momento, continuó con las peleas profesionales, ganándose a pulso el reconocimiento nacional e internacional. Pero no fue sino hasta marzo de 2001 que se convirtió en el campeón más joven en la historia de la división súperwelter, venciendo al boxeador Matthew Hatton.

En 15 años de trayectoria boxística ha chocado guantes con 17 campeones mundiales, sostenido encuentros en 16 peleas titulares y ganado ocho campeonatos mundiales.

Un nombre que mueve masas

Saúl ‘Canelo’ Álvarez es algo así como el Rey Midas: todo lo que toca lo convierte en oro. De acuerdo a ESPN de las 13 peleas que ha sostenido en Las Vegas, Nevada, dos aparecen entre las 10 mejores: contra Gennadiy Golovkin y contra Floyd Mayweather Jr., sumando más de 71 MDD en ganancias.

También las grandes marcas lo reconocen como un imán de consumidores e ingresos millonarios. Desde emporios de ropa y accesorios deportivos, compañías de alta relojería y casas de bolsa, pasando por marcas de cerveza, los patrocinios le han valido al púgil mexicano un total de 2 MDD en 2020. Esto a pesar de la pandemia.

Hoy, tiene una interesante participación en el sector inmobiliario que, dicho por él mismo, le reporta ganancias trimestrales por 4 mdd. Además, el boxeador mexicano continúa con su labor altruista a favor de causas sociales, como solventar tratamientos de niños con cáncer.

¿Qué otro deportista destacado consideras que tiene un perfil igual de exitoso como empresario? Comparte tu respuesta en la sección de comentarios.