Skip to content Skip to footer

Secretos para disfrutar del champán

Tiempo de lectura: 2 minutos

El champán goza de prosapia y abolengo. Pero no lo encasilles solo para brindar, pues este famoso vino espumoso es el mejor acompañante que puedes tener en comidas, cenas y reuniones.

Por Oso Oseguera

Amélie Nothomb, en su libro Pétronille, refiere que más que un compañero (en origen, “con quien se comparte el pan”), lo mejor es tener un comviñero (una persona “con quien compartir el vino”). Y, concretamente, la escritora belga se refiere al vino francés más glamoroso de todos: el champán.

El champán es el espumoso más famoso. Se produce en Francia, en la región Champagne, y por eso se llama así. El método que se utiliza para su elaboración, que fue creado por el monje Dom Perignon, de la bodega Abadía de Hautvillers, se llama champenoise. Podría decirse que es un arte crear burbujas, pues ocurre una segunda fermentación en botella, y es natural que así se produzcan.

Origen del champán

El champán se elabora, básicamente, con tres tipos de uvas. Por un lado, la pinot noir y la pinot menier, que llevan el protagonismo de las uvas tintas. Y la única uva blanca –y seguramente la más importante– es la chardonnay, que en climas frescos como Champagne y Chablis producen vinos de cuerpo ligero o mediano, de acidez alta y notas de manzana o ciruela verde.

Existen tres zonas principales de cultivo que forman el mapa de las variedades del champán:

  • Montagne de Reims (pinot noir).
  • Côte des Blancs (chardonnay).
  • Valle de Marne (pinot menier y pinot noir).

Consejos de un sibarita

Para leer y apreciar las etiquetas de champán, toma en cuenta estas recomendaciones de la revista Champagne Magazine:

  • Cru: es como se denomina en francés a la delimitación espacial de una viña por sus cualidades.
  • Blanc de Blancs: champán que solo utiliza en su elaboración la uva chardonnay.
  • Blanc de Noirs: es el champán que se produce usando solo uva tinta, en este caso, pinot noir o pinot meunier, solos o mezclados. Y es estupendo para combinar con carnes.
  • Brut: depende del grado de azúcar que tenga el licor de expedición y es el más consumido. Tiene un sabor definido y es uno de los más secos.
  • Millésime: quiere decir que se elabora con uvas de una sola añada.
  • Non Vintage: es un champán que al menos ha envejecido durante 15 meses y puede ser resultado de la mezcla de añadas.

Antes de abrir una botella

Conviene enfriarla si se va a consumir ese día o un día después. Guardarla por más tiempo no es recomendable, ya que corres el riesgo de que el corcho se seque y, en consecuencia, podría oxidarse con prontitud y cambiar el sabor. Si no planeas abrirla pronto, conserva tu botella de champán en un lugar oscuro, frío y donde la temperatura sea constante.

Una vez que decidiste destaparla, Champagne Magazine recomienda que la mejor manera de enfriar la botella es ponerla en una cubeta con hielo y un tercio de agua por 15 a 20 minutos.

Ahora que ya sabes qué tipo de champán puede gustarte y también a tus invitados, búscalo en tiendas en línea o con comercializadores especializados. Recuerda que lo más importante es vivir una experiencia inolvidable. Añade en los comentarios tus sugerencias de marcas, tipo de uva favorito y por qué te gusta más determinada etiqueta.

Déjanos tu comentario ..

document.getElementsByClassName("sc_layouts_logo").href="https://www.uniclick.com.mx/9500";